domingo, 8 de septiembre de 2013

"Humilde y colosal"

Después de la efervescencia que me supuso la exposición de Dalí del Museo Reina Sofia, la de Pissarro en el Museo Thyssen-Bornemisza, fue un sosegado paseo por los días, las horas, los momentos, los lugares, la vida y los ojos de este pintor "humilde y colosal", como le llamó su amigo Cézanne.
Un puro placer saborear su color crema pálido, sus miles de grises por yuxtaposición de colores complementarios o ese mágico húmedo sobre húmedo para platear las calles o dar sensación de movimiento emborronando carruajes...

"...Y cuando el espectador capta lo representado, compuesto de una armonía de luces reflejadas y en perpetuo cambio, no cree ver siempre lo mismo, sino algo que palpita de movimiento, de luz y de vida”.

 Bosque de Marly

 

Me encanta cuando cada exposición es una puerta para investigar  y conocer más cositas, además de las que se ven allí.

No hay comentarios: