lunes, 5 de marzo de 2012

Mármol con sentimiento


Esta es una de las obras que más anhelo ver en mi visita al Prado. La Magdalena Penitente de Antonio Canova.



















Es apasionante, la carga emocional que aporta un ligero gesto de la mano.