lunes, 20 de julio de 2009

donde el corazón te lleve...



Domingo por la tarde, tumbada en el sofá, todo en silencio excepto su teclear en el ordenador. Me sorprendí mirando al techo diciendo… 95,96,97,98… me levanté del sofá, cogí el vestido, un pañuelo (que no usé), la cámara y el coche…

- “ahora vuelvo”
* ”Dónde vas?”
- “ahora vuelvo”
* “Pero si está lloviendo”
- “no importa”
* ”Hace mucho frío”
- “¿si?, sí me abrigaré”
* “es casi de noche”
- “no creo que tarde”
* “dame un beso”

No sabía dónde iba exactamente porque hay más de una de estas choperas que significan mucho para mi, pero cuando vi ese camino, frené en seco, di la vuelta en un lugar donde no se debe y entré, marcha atrás. Coloqué la cámara en la batea (no llevé trípode), encuadré y me puse el vestido.

“Este es mi reino”, he crecido rodeada de ellas y en ellas he vivido grandes momentos, tristes, románticos, duros, alegres… cuando me siento mal, siempre me apetece estar allí, con música de The Cure.

Empecé a caminar, normal pero poco a poco fui andando de puntillas, llovía un poquito y cuando quise darme cuenta estaba bastante alejada del coche. Así que di la vuelta e intenté recoger lo que me había salido de forma natural: coger el vestido suavemente por un lado, la postura de los brazos, las manos, los pies, el tirante… no hay mérito creativo, todo salió solo. Hice sólo unas cuantas fotos y me dije, si alguna ha conseguido captar mi momento, bien, sino… nada porque este momento ha pasado.

Así que me fui a fotografíar trenes mientras me llovía, hasta que se hizo de noche y volví a casa.

sábado, 11 de julio de 2009

la vida no espera


la vida no espera
Cargado originalmente por silviamartín
fugaz, efímera... la vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes.
No es el destino, sino el camino... disfrutemos cada paso.