sábado, 9 de febrero de 2008

me gusta esta imagen porque...

La Anunciación. Simone Martini.

Todo el retablo en su conjunto es como una preciosa obra de orfebrería. Cada rincón está hábil y elegantemente ocupado por elementos curvos, de líneas suaves, graciosas, ligeras.
De un lado, el arcángel, la rama de olivo, las palomas representando el Espíritu Santo. Esa parte de la escena, de colores claros, ropajes que se mueven, líneas ascendentes que trasmiten alborozo nos van trasportando al otro lado. En la Virgen, la imagen es sencilla y oscura. El valor de María está oculto, es virtud.

Puede parecer una imagen plana, pero es intensa y profunda. Claramente el jarrón está, al fondo de los protagonistas, no entre ellos, no tapando al uno del otro. Claramente, el libro de María tiene volumen.

Esa Virgen María, que no puedo dejar de mirar. Ese gesto de humildad y miedo que le hace apartarse y protegerse; y que a la vez es de valentía y le hace volverse y escuchar con resignación el mensaje escrito para ella: "Ave María, grattia plena". Simone Martini

1 comentario:

javi_indy dijo...

cómo me gusta que me expliques el arte, consigues que lo que no me llegaba, ahora me apasione.